jueves, 7 de julio de 2016

Todas las leyendas tienen un origen

Actualidad de las empresas aragonesas
Daniel Foronda Saz (El Hombre Mosca, Alert Boy, Pinball, Zak y El Secreto del Monolito) es el autor de “La gran carrera de Tina” (GP) que transcurre en un planeta muy muy lejos del nuestro.
Una plaga de gusanos ha arrasado la cosecha de colibazas de Wee, el tío de Tina quien deberá inscribirse en la carrera de Ponkis de la aldea Morck.
El premio es suculento (¡una gigantesca colibaza!) y posibilitará salvar la granja. Otros amigos de Tina son Zak y Clop y su prima Swiip. En el Teruel del siglo XII, años antes de convertirse en leyenda, Diego de Marcilla e Isabel de Segura eran dos niños que compartieron juegos y aventuras.
Una de ellas se descubre en “Los Amanticos. El huevo de dragón” (GP) con dibujos de Foronda y letras de Queco Ágreda (Alert Boy, Thermozero, Verde oscuro, Pinball, Brutaker, Zak y el secreto del monolito, El Loco Samoano).
La pequeña Isabel está cansada de que no la tomen en serio.
Cuando intenta entrar en un castillo donde los niños suelen ir a jugar, para librarse de ella, le imponen una tarea imposible: encontrar un huevo de dragón. Pero Isabel no es de las que se rinden…

“Los caminos del Señor. Vol. 2.” (David, Lassablière y Jaime Calderón, Yermo) recopila las ediciones originales francesas1307 El proceso y 1492 Edén y cierra la gran epopeya medieval que recorre la historia de Europa.
En esta ocasión los escenarios transcurren en la Francia de Felipe el Hermoso y en la España de los Reyes Católicos.
“Prometeo Vol. 1” (Promethée, números 1 a 5, Christophe Bec, Yermo) sigue la moda de las series de televisión en donde diferentes historias discurren de forma paralela enganchando al espectador/lector y obligándole a observar el más mínimo detalle ya que puede ser la clave en el desenlace de la historia.
Ya sea la leyenda de la Madre Tierra Gea, los titanes y las ninfas de los montes Ditki o el programa espacial Shuttle cuya misión inaugural data de 1985 y que desplegó dos célebres zonas espaciales: Magallanes y Galileo.
Las viñetas no dan tregua y la acción se desplaza desde el Hospital Florida de Orlando hasta el US Open que se celebra en Oakmont Country Club Pensilvania, desde el este del canal de Suez, en la región de Muhammadiyah, en el Mediterráneo egipcio hasta el castillo Granval, en el lago Razinsse, en Tarn (Francia).
Son las trece horas y trece minutos y todos los relojes del mundo se han detenido.
Gigantescos buques se hunden en el océano, desaparecen naves y satélites espaciales y estallan episodios de demencia en algunas personas…
¿Qué se esconde detrás de todos estos sucesos?

¿Se imagina vivir en un faro?
Aislado del mundo sin contacto con nadie.
Tan solo un diccionario como único refugio con el que dar rienda suelta a la imaginación y descubrir en cada palabra una aventura.
“En soledad” (Chabouté, Planeta) tiene mucho de Breccia y de Paco Roca; huele a salitre y las olas nos salpican en la cara cuando estallan en los arrecifes.
También notamos la respiración acelerada del caballo que trota por la pradera y la humedad de las hojas que tapizan el camino.
Y nos emocionamos cuando Solo se mira al espejo y se reconoce (y se imagina).
¿Cómo alguien que no ha conocido más que su torre de piedra y la línea del horizonte puede ser infeliz?
Además ¿infeliz en comparación con qué?
Cada uno de nosotros somos los dueños de nuestro mundo.
Y no hay ninguna razón para permanecer encerrados.

Cazador de sonrisas

Star Wars